¿Coinciden las soft skills más demandadas por las empresas con las más desarrolladas por los nuevos perfiles profesionales?
11 junio, 2024 Soft Skill

¿Coinciden las soft skills más demandadas por las empresas con las más desarrolladas por los nuevos perfiles profesionales?

En el entorno empresarial actual, marcado por factores de incertidumbre y volatilidad, las empresas valoran positivamente las habilidades adaptables y transformables en los puestos de trabajo. Así lo asegura el estudio elaborado por la Fundación Princesa de Girona junto a KPMG titulado Caminos que convergen: jóvenes y empresas ante el reto del talento 

¿Cuáles son las soft skills más demandadas por las empresas? 

Según la valoración de más de un centenar de empresas, las cinco soft skills más demandadas son las siguientes: ️ 

  1. Pensamiento analítico e innovación.  
  1. Uso de tecnología, monitorización y control.  
  1. Creatividad, originalidad e iniciativa.
  1. Análisis y pensamiento crítico.
  1. Resolución de problemas complejos.     

Así mismo, el contexto vigente provoca que las empresas consideren que la demanda de estas habilidades aumente, debido a que se prevé una transformación constante del ámbito empresarial, por lo que las competencias tanto transversales como tecnológicas serán clave en los perfiles profesionales. De hecho, las empresas consideran que en 2030 estas habilidades tendrán aún más demanda.  

¿Han desarrollado las soft skills los nuevos perfiles profesionales?  

A pesar de que haya un consenso claro entre las soft skills que demandan las empresas, estas no coinciden, en su totalidad, con las habilidades blandas que la juventud considera tener más dominadas. Según este mismo estudio, la juventud considera tener cierta habilidad en la adaptación al cambio, con competencias en capacidades transversales. De hecho, las cinco skills sobre las que las personas jóvenes tienen un mayor dominio son las siguientes: 

  1. Aprendizaje continuo 
  1. Razonamiento, resolución de problemas y generación de ideas. 
  1. Análisis y pensamiento crítico. 
  1. Resiliencia, tolerancia al estrés y flexibilidad. 
  1. Pensamiento analítico e innovación.  

Aunque muchas competencias son comunes a nivel de demanda y de oferta, existe una carencia en el desarrollo de habilidades relacionadas con la tecnología, su uso, monitorización y control, factores altamente demandados por las empresas. Este gap supone una preocupación en diferentes ámbitos. De hecho, la propia Unión Europea ha actualizado y le está dando gran importancia al Marco europeo de competencias digitales DIGCOMP. En este, se recogen de forma detallada las habilidades necesarias clave en materia digital con el objetivo de establecer un marco común en todos los países. En Hábilon contamos con un catálogo completo para el desarrollo de las DIGCOM en el trabajo, uno de los ámbitos que contempla la UE como entorno estratégico para extenderlas. 

En cuanto al resto de soft skills, también se echan en falta habilidades relacionadas con la creatividad, originalidad e iniciativa y con la capacidad para resolver problemas complejos.  

Por otro lado, observando los puntos comunes, se debe señalar que la habilidad más requerida en el ámbito empresarial, que es el pensamiento analítico e innovación, tiene cabida en el escenario diseñado por la juventud, aunque no con tanta fuerza. Este ámbito también está desarrollado en el catálogo de Hábilon, con la intención de equiparar la oferta y la demanda que existen en cuanto a los perfiles profesionales con capacidad de innovación. Por último, hay que señalar que el análisis y el pensamiento crítico son puntos en común.   

¿Cómo hacer que coincidan? 

A pesar de que existan disparidades entre la oferta y demanda de soft skills, como hemos podido comprobar, es una realidad que tanto empresas como perfiles profesionales son conscientes de la creciente importancia que están teniendo a la hora de desarrollar la actividad laboral.

De hecho, la compañía IBM reveló en el estudio The enterprise guide to closing the skills gap que las mayores brechas en los nuevos entornos no son las habilidades digitales, sino las habilidades de comportamiento, según concebía el sector directivo empresarial de más de 50 países.  

Es importante conocer los gaps relativos a las soft skills que existen en las plantillas actuales y en las futuras generaciones

Identificar los gaps relativos a las soft skills tanto de la plantilla actual como de las futuras incorporaciones es un primer punto clave para poder cubrir esta demanda. La estrategia puede continuar aplicando formación en el ámbito, ya que estas habilidades cobran una importancia evidente en el esquema empresarial como un elemento esencial para aumentar el impacto positivo, por lo que merece la pena invertir en el desarrollo de estas.  

Desde Hábilon dedicamos a las soft skills toda un área de conocimiento de nuestro catálogo. De esta forma, contamos con 61 cursos elearning SCORM sobre esta temática que tratan de dar soluciones a empresas y entidades.  

«

Archivo