¿Es más importante para mi plantilla un curso formativo a que le suban el salario?
20 junio, 2024 Gestión de RRHH 2.0 Sin categoría

¿Es más importante para mi plantilla un curso formativo a que le suban el salario?

Son muchos los factores que provocan que las personas empleadas quieran mantener su puesto en la empresa. En la sociedad actual ha irrumpido el concepto de salario emocional, que abarca los beneficios no económicos que ofrecen las empresas que permiten a empleados y empleadas satisfacer necesidades personales y mantener una buena calidad de vida.  

Este salario emocional, a pesar de que los expertos advierten que no debe restar importancia al salario económico, se ha convertido en un factor esencial. De hecho, puede representar hasta el 60% de la satisfacción de un trabajador, mientras que el salario económico contribuye en un 40%, según profesionales de la compañía Cornerstone Perú.  Así mismo, el Informe Tendencias en Beneficio para Empleados y Empleadas 2023 revela que solo el 7,8% de los encuestados y encuestadas señalan que lo único importante para sentirse a gusto en su actual trabajo es el sueldo que perciben. De la misma forma, para el 8,3% de los españoles y españolas el sueldo es el único factor en el que se fijan a la hora de postularse a una oferta de trabajo. Es decir, casi 9 de cada 10 trabajadores y trabajadoras tienen en cuenta más cosas que el dinero cuando están valorando una oferta de trabajo. 

¿Qué obtiene mi empresa aumentado el salario emocional? 

El científico Jim Harter, autor de la obra The Elements of Great Managing and Wellbeing: The Five Essential Elements el cual ha llevado a cabo más de mil estudios sobre el entorno empresarial, confirma la necesidad que tienen las empresas de dar valor a este salario emocional. De hecho, ha revelado que este se traduce en un 21% más en las ganancias, un 17% en la productividad y un 20% en las ventas. Todo, acompañado de una reducción del absentismo superior al 40%. 

¿Cómo puedo aumentar el salario emocional sin mucho esfuerzo? 

Según la compañía Santander, existen cinco pilares básicos que las empresas deben tener en cuenta a la hora de aumentar el salario emocional de sus trabajadores. Uno de ellos es ofrecer planes de formación y promoción, que ofrezcan la posibilidad de reforzar los conocimientos de la plantilla tanto en softs skills como en hard skills, para mejorar el perfil profesional. La compañía Repsol considera que son cuatro los factores que componen el salario emocional, uno de ellos es la formación, junto con la conciliación laboral, ambiente laboral y salud y bienestar.  

Esta formación del talento permite una mejora real de la calidad de la empresa, así como ofrece la posibilidad de crear planes de carrera al personal trabajador dentro de la compañía, evitando la fuga de talento. 

Invertir en formación de la plantilla de tu propia la empresa evita la fuga de talento

Sin embargo, existen diferencias generacionales entre los pilares prioritarios del salario emocional. Por ejemplo, la generación X busca sentir comodidad y valor dentro de la misma compañía, mientras que la generación Y, nacidos aproximadamente entre 1981 y 1995, valora en mayor medida que los empleadores les brinden las habilidades necesarias para tener éxito. Por último, la generación Z es la que más pone el foco en el desarrollo personal, de hecho, según el Informe sobre Beneficios para Empleados y Empleadas 2023, más del 60% de personas de esta generación dejaría su puesto de trabajo si su compañía no tiene en cuenta la salud mental y el salario emocional. 

¿Están teniendo en cuenta las empresas el salario emocional? 

Menos de la mitad de las personas empleadas en España están recibiendo este salario emocional según el estudio mencionado. Este recoge que solo el 31% de las personas encuestadas afirmó que su empresa ofrecía algún plan de beneficios que complementaba el salario monetario. De esta forma, podemos observar que existe una descompensación entre lo que están ofreciendo las empresas y lo que esperan los trabajadores.  

Así mismo, el 60% de los empleados que tienen estos planes afirman que la compensación no está personalizada, sino que es universal para todos los integrantes de la empresa y que, por lo tanto, no cubre demandas reales en su totalidad. Por lo tanto, se prevé que la personalización de estos servicios marque tendencia en la gestión de estos recursos a partir de ahora. 

Siguiendo esta tendencia de personalización, se podría aplicar en la formación demandada por profesionales mediante cursos estructurados en competencias útiles para su desarrollo. De esta forma, se estaría contribuyendo al aumento del salario emocional de las personas trabajadoras de manera real. Para poder satisfacer esta demanda, Hábilon ofrece un catálogo compuesto por más de 1.000 píldoras elearning las cuales, cada una de ellas desarrolla una competencia única e independiente. Estas son combinables, permitiendo estructurar la formación según las necesidades de cada trabajador o trabajadora, obviando catálogos cerrados que provocan que el proceso sea a la inversa.  

Para cerrar, diríamos que el sector empresarial actual debe tener muy en consideración cómo se está desarrollando este salario emocional, cuáles son las demandas de las personas empleadas y ver si se están asemejando a la oferta. Según los expertos, podemos ver que los factores clave que componen este salario emocional están definidos, pero que las nuevas demandas pasan por la personalización de estos y adaptación según cada perfil profesional. De esta forma, ¿podrías afirmar que es más importante para tu plantilla un curso formativo a que le suban el salario? La respuesta, según hemos visto no está en la nómina sino en la utilidad del curso.  

« »

Archivo